Home Modelos de colección Ford 40 GT, la mezcla de dos modelos igualmente legendarios

Ford 40 GT, la mezcla de dos modelos igualmente legendarios

126
0
SHARE
Ford 40 GT

El Ford 40 GT es más que un simple juego de palabras, es un experimento de alquimia automotriz y una mezcla entre la apariencia de un 1940 con la adrenalina que destila el GT 2006.

Con una carrocería formada con cobre puro, el Ford ‘40 también se ve como un claro ejemplo de arte automotriz. Sus paneles fueron construidos en Polonia, en una antigua fabrica de aviones MIG Soviéticos y después enviada a Provo, Utah, para que los integrantes de Kirkham Motorsports trabajaran con ella.

Ford 40 GT

Ellos, en cuanto terminaron el trabajo mecánico, de inmediato se pusieron a meterle mano al exterior del vehículo, puliéndolo hasta darle un acabado de espejo. Las flamas, que podemos apreciar al frente, son de un acabado satinado y pulido, en cambio los interiores, también fabricados en Provo constan de diversas aplicaciones de un tipo de madera africana llamada Bubinga, con vestiduras de piel en color negro y molduras de aluminio pulido. La palanca de velocidades y el mecanismo que acciona la caja del Ford GT 40, fueron montados en una consola central hecha a la medida.

Bajo el cofre de este Ford 40 GT se esconde un motor V8 supercargado que genera 500 caballos de fuerza

Ford 40 GT

Para que se de una idea de la capacidad con la que fue dotado este vehículo les diremos que tiene un motor V8 súpercargado de 4 válvulas por cilindro y doble árbol de levas por cabeza, además de manejar una cilindrada de 5.4 litros. Todo esto, ya en el dinamómetro, nos arroja las escalofriantes cifras de 550 caballos de fuerza de potencia al régimen de 6,500 rpm; aunado a ello tenemos el torque de 500 libras fuerza-pie al llegar a las 3,750 rpm.

Este modelo, el cual se ha estado dejando ver en diversos eventos, como fue el caso del SEMA Show, se trata de una configuración de tracción posterior y motor central al cual le adaptaron un transeje de 6 velocidades tomado del Ford GT, cuyo diseño, en este caso especifico, correspondió a Ricardo Triple. Así mismo, para el sistema del embrague funciona mediante 3 discos de acoplamiento.

Se reforzó el chasis

Ford 40 GT

Otra de las características que hacen notable este Ford 40 GT es su recia construcción, por citar un ejemplo, tenemos la estructura de tubos de acero inoxidable cédula 304 que conforma el chasis.

Para las suspensiones, obvia decir que delantera y trasera, encontramos que los ingenieros de Ford han manejado una distribución totalmente independiente, eso si, con doble brazo A, además de brazos de control Kirkham de aluminio.Los amortiguadores de carreras, hechos de aluminio, son de la casa Penske.

La dirección, del tipo cremallera con piñón, más los frenos, con calipers Brembo de 4 pistones, más el sistema de escape Borla, construido en acero inoxidable y fabricado bajo pedido, cierran esta sección.

Un Ford 40 GT, como una obra de arte

Ford 40 GT

Quizá no sea el mejor momento de recordar algunas cosas ya antes dichas, como el trabajo realizado en Polonia o Utah, pero siempre será prudente mencionar, que la carrocería es de cobre puro, con espesor de 1.5 mm, con un impresionante acabado pulido y las flamas satinadas.

Los rines, unos BBS, los mismos que trae el Ford GT, miden 18” de diámetro por 9” de ancho, para la zona frontal, mientras que los traseros son de 19×11.5”. Como cubierta se le pusieron unos neumáticos Pirelli P-Zero Corsa, con medidas 265/35 R18, delanteros, y 345/35 R19, posteriores.

Ford 40 GT

Seguimos con los interiores, donde el tablero, las cubiertas de las portezuelas, la consola y la división posterior, tienen aplicaciones de una madera dura africana, llamada Bubinga, la cual fue tallada a mano.

Por su parte, las vestiduras de los asientos son de piel en color negro, mientras que las molduras de aluminio nos muestran un acabado pulido. La instrumentación es una obra maestra con molduras cromadas, desarrolladas por la división de piezas de alto desempeño y carreras de la marca del óvalo, también conocido como Ford Racing Performance Parts.