Home Modelos de colección Ford Fairlane Victoria 1956, un estupendo ejemplar de “El auto fino de...

Ford Fairlane Victoria 1956, un estupendo ejemplar de “El auto fino de América”

300
0
SHARE
Ford Fairlane Victoria

Ford Motor Company es una de las marcas líderes dentro de la industria automotriz. A lo largo de su historia, ha proveído al mundo de grandes piezas clásicos invaluables, que con el paso de los años se han convertido en verdaderas leyendas, como por ejemplo el Ford Fairlane Victoria.

Y uno de estos clásicos “de altura” es el Fairlane; nombrado así en honor a la casa que Henry Ford tenía en Fair Lane ubicada en Dearborn, Michigan.

Ford Fairlane Victoria




A mediados de la década de los 50, Ford se encontraba en una interminable lucha con su más acérrimo rival, Chevrolet, quién recién había sacado el popular Impala.

Ford no podía quedar fuera de la competencia sobre ruedas, de igual forma requería de un modelo que fuera catalogado como “tope de gama” y fue entonces que decidió dar la bienvenida en 1955 al espectacular Fairlane.

El primer año del Fairlane fue también el último para los sistemas eléctricos de 6 Volts, que en su lugar se reemplazaron por los de 12.

Ford Fairlane Victoria

Pronto fueron apareciendo ediciones ejemplares del Fairlane, como el Victoria hardtop del 56, el primer 4 puertas de la marca sin postes centrales, y que fue conocido como “El auto fino de América”, así como el Fairlane 500 1957, que resultó ser muy representativo para la marca.

Este Ford Fairlane Victoria del 56 estaba completamente deteriorado

El flamante ejemplar que en esta ocasión nos acompaña es un Victoria 1956, cuyos dueños son el licenciado Eleazar Saldívar y la señora Sussy de Saldívar, su esposa, quienes adquirieron este vehículo tiempo atrás.

“Toda mi vida he sido un aficionado a los clásicos de época y he restaurado, junto con mis hermanos, diferentes autos. Ejemplo de ello son un Chevrolet Malibú, un Crown Victoria, algunos Mustang, así como un Fairlane 500 convertible”, nos dice el señor Eleazar.

Ford Fairlane Victoria

Y añade: “Durante un viaje a Durango en 1997, pasé frente a un lote de autos usados y vi que estaba en venta un Fairlane 56. Al verlo, supe que era una oportunidad que no podría dejar pasar, a pesar de que su exterior lucía una pintura muy dañada.

“Por su parte, los interiores estaban destruidos casi por completo, las vestiduras no existían, faltaba todo el mecanismo de apertura de las puertas y carecía de cielo. El motor V8 de 202 caballos de fuerza, era el original y estaba inservible.

Ford Fairlane Victoria

“Y teniendo en cuenta esto, decidí emprender una nueva aventura. Adquirí el vehículo y  en grúa lo transporté a la Ciudad de México. De inmediato lo llevé al taller, donde se desarmó completamente y después, se le hizo un trabajo de hojalatería y pintura.

Este Ford Fairlane Victoria 1956 cuenta con un motor 351

“Una vez que los lienzos se restauraron, era hora de darle vida a la carrocería proveyéndola de un vistoso color que rompiera con lo convencional. Junto con mi esposa, revisé un catálogo de más de 100 tonos, y a final escogimos un azul claro, que nos recuerda las bellas playas del Caribe mexicano.

Ford Fairlane Victoria

“Posteriormente, se instaló un nuevo motor Ford 351 equipado con un carburador Holley de 4 gargantas y cables de bujías Nology. Para mejorar el sistema de frenado e incrementar la seguridad, se instalaron frenos de disco en las cuatro ruedas.

“Los interiores también se restauraron. Se cambiaron los lienzos de las puertas y el radio original se reparó, mientras los emblemas de la guantera se añadieron. El volante original dejó su lugar a uno en color negro de la marca JP”, concluyó el señor Eleazar Saldívar.

Fotogalería Ford Fairlane Victoria:

Ford Fairlane Victoria Ford Fairlane Victoria Ford Fairlane Victoria Ford Fairlane Victoria